domingo, mayo 28, 2006

Horarios y cafeterías

Llevo ya varios años viviendo en el Reino Unido y todavía no me he acostumbrado a los horarios. Durante la semana más o menos me las apaño, comiendo a la una y cenando sobre las siete o las ocho, aunque muchas veces echo de menos poder ir al centro después del trabajo y que las tiendas estén abiertas.

Es durante los fines de semana cuando lo llevo peor. Muchas veces me descuido y duermo hasta tarde, sobre todo si he salido por la noche el día anterior. Eso significa desayunar no más pronto de las once, por lo cual el almuerzo se retrasa hasta las las tres o incluso las cuatro. Dado que las tiendas cierran a las cinco, si quiero bajarme al centro a comprarme algo o simplemente a pasear, o bien salgo después de comer, con lo cual apenas me quedan un par de horas para hacer lo que tenga que hacer, o bien salgo después de desayunar y como fuera.

Desde luego, lo anterior no tiene mucho de problema; porque un día se coma a deshora no pasa nada. Pero hay otras veces que las costumbres horarias inglesas sí que son fastidiosas. Uno de estos ejemplos es que en el Reino Unido es muy complicado encontrar cafeterías que abran más tarde de las cinco o las seis. Es algo realmente frustrante, sobre todo en esos días de invierno que se ha estado dando vueltas por la ciudad todo el día y se mataría por una taza humeante de café con leche para resucitar y entrar en calor. En Bristol hay unos cuantos sitios donde sí se puede ir, afortunadamente: los de más soleras son el Boston Tea Party, en Park Street, o el Watershed, abajo de la misma calle. Pero en ciudades más pequeñas e incluso en muchas zonas del centro de Londres es imposible. Después de las cinco, la única posibilidad si se quiere ir a tomar algo son los pubs. Y sobre esas horas, a mí una cerveza no me entra.

Cafetería inglesaDebe de ser que para los británicos el café es algo de tomar por la mañana. Al fin y al cabo, los ingleses no son de tomar café. Por ello, en el Reino Unido hay muy pocas cafeterías como Dios manda, de esas a lo europeo, con camareros que te van a atender a la mesa. Casi todas siguen el horripilante modelo Starbucks, donde has de ir a un mostrador a pedir tu carísimo caffè latte (que a menudo te servirán en vaso de papel), luego a algún mueble a unos pasos de distancia a recoger la cucharilla y el azúcar, y finalmente a la mesa. Muchas de estas cafeterías hacen las veces de tienda de sandwiches, vendiendo diariamente almuerzos a los trabajadores que bajan a la calle durante el descanso de las comidas.

SnifffSí, echo muchísimo de menos los cafés españoles. Hasta en la cafetería más cutre suelen servir cafelitos más ricos que los que encuentro aquí. Pero no sólo por el café; es la experiencia acompleta de la cafetería española tradicional la que añoro. Los camareros antipáticos, los asientos forrados de escay, los paneles por encima de la barra con fotos de platos combinados. Y los utensilios de la liturgia cafetera. Las bolsas de azúcar decoradas con textos o dibujos educativos (banderas del mundo, dioses griegos, hechos históricos). O esos entrañables servilleteros que dispensan esas servilletas malísimas que ni secan ni nada pero con los que se puede juguetear cuando las conversaciones son aburridas...

5 comentarios:

Nacho dijo...

Qué ricas están unas buenas porras para desayunar.
Saludos.

Di dijo...

Ay...que nostalgia!
Me tomaba un cafe ahora que me daba la vida!!!!!

Yo siempre pienso en los pobres italianos...lo mal que lo deben de pasar, ya que ellos si que tienen autentico cafe del bueno bueno.

En cuanto a cafes en Bristol, yo aun no he dado con un cafe que sepa a cafe cafe.

Mi mejor cafe con leche hasta la fecha, es el de "Hermanos", que esta en frente del Borders en Queens Square.Sabe a cafe con leche casero apan/oL!El Boston Tea Party no me gusta...los pasteles estan buenos, pero el sitio en si siempre esta sucio y el cafe es malillo.

Cual creeis que es el mejor sitio para cafes en Bristol?

Jörg dijo...

Yo creo que lo lógico es tomar café por la mañana. Lo digo porque si tomo café por la tarde no puedo dormir. Starbucks me gusta, no tienes que esperar a que el camarero antipático vaya a servirte a la mesa y además tienen muchas variedades distintas de café, sin olvidar sus deliciosos brownies. Además suelen estar muy limpios, sin servilletas de papel ni colillas por el suelo, como en algunas cafeterías españolas...
Otro punto importante es que tampoco hay olores "raros" porque no cocinan nada...

Paulita dijo...

Personalmente no soy muy cafetera, pero si chocolatera (como buena valenciana ;) ) asi que os recomiendo el Barista's en el watershet. Me encanta su hot banana chocolate. Y bueno, el café no está malo.
También he probado el del café Nero (también en Park Street) y no está mal, sobretodo el italiano.

Lo que no recomiendo es el Starbucks, por nada del mundo.

Y si quereis probar café de verdad, aunque a mi no me guste mucho, ir al Morph's y pedir un greek coffee. Los griegos lo adoran.

Besitoss

Anónimo dijo...

Hola, me llamo Doris. Soy de Puerto Rico y te envío un saludo desde la isla. Quiero hacerte saber que me gusta mucho tu página. Navegando por la internet, mientras buscaba información sobre el café, la encontré y, es muy interesante. Lo más que me agrada de ella es que, al leerla, he aprendido algunos detalles sobre la cultura de Inglaterra que no conocía. Puerto Rico es territorio de Estados Unidos y los puertorriqueños estamos bastante familiarizados con la cultura anglosajona pero, no he visitado Inglaterra y desconozco mucho sobre ese país. Gracias a tu página ahora conozco un poco más sobre ella.