lunes, diciembre 19, 2005

Los horarios españoles

Me ha sorprendido encontrar hoy en El País este reportaje en el que se aborda con un enfoque crítico el tema de las peculiares costumbres horarias españolas. En España, aunque la gente se suele levantar a la misma hora que en el resto de los países europeos, parece que el resto del día se desarrolle con dos o más horas de retraso: se come sobre las tres, se cena sobre las nueve o las diez y se va a la cama pasadas las doce. Esto, unido a que los descansos de las comidas se puedan alargar a más de dos horas, hace que la mayoría de la gente no salga del trabajo hasta las siete y pico como muy pronto.

Digo que me ha sorprendido el artículo porque es la primera vez que leo o escucho a alguien cuestionando públicamente los peculiares ritmos vitales españoles. Me da la impresión de que la mayoría de la gente los da por buenos sin pensárselo dos veces, considerándolos un rasgo más de nuestro carácter nacional del que incluso sentirnos orgullosos.

Yo tampoco veía ningún problema en el horario español hasta que me vine al Reino Unido. Ya a los pocos meses de venirme a este país me había dado cuenta de que las rutinas horarias de aquí son mucho más razonables y cómodas. El ejemplo más claro son las comidas. En Europa, el almuerzo se suele tomar sobre las doce, que es más o menos la hora a la que se empiza a tener hambre si se ha desayunado a las ocho o a las nueve de la mañana. Recuerdo el año que trabajé en España, antes de venirme aquí: sobre el medio día me entraba una gazuza que tenía que bajarme a la calle a comprarme unos ganchitos o si no no aguantaba hasta las dos y media. En cuanto a las cenas, en el Reino Unido se suelen hacer sobre las siete, al poco de llegar del trabajo, de modo que tienes el resto de la tarde libre para descansar o hacer lo que quieras. Además de este modo hay tiempo de sobra para hacer la digestión antes de irte a dormir.

Por supuesto, eso de disponer de un par de horas para comer tranquilamente y disfrutar de la sobremesa no está nada mal. Aquí apenas dispongo de tres cuartos de hora, y a menudo echo de menos las largas sobremesas y los menús de primero, segundo, pan, vino y postre. Pese a ello, esto de salir del trabajo sobre las cinco y media es una maravilla y lo compensa con creces. He hablado con mucha gente que trabaja en España y muchos me dicen que preferirían tener menos tiempo para comer si con ello pudiesen volver antes a casa.

El problema es que, aunque se acortaran en España los horarios de las comidas, la gente probablemente seguría saliendo tarde del trabajo por culpa de la atrasada cultura laboral española, que fomenta hacer horas extras sin ton ni son. Aunque este es otro tema bastante jugoso del que quizás hable otro día.

7 comentarios:

Nacho dijo...

Sobre lo que dices de las comidas tienes razón. Aquí empleamos demasiado tiempo para comer. Sería más razonable el métido europeo, además, no nos entraría tanto sueño luego por culpa de una comida pesada.
Eso sí, lo de cenar a las 7 no. Yo cuando estuve en Inglaterra mantuve mis horarios de cenar a partir de las 9. Si cenas a las 7, ¿no te vas a la cama con hambre?
Saludos.

Xesús Fraga dijo...

Sin ton ni son quiere decir sin cobrar?

marijelo dijo...

Yo sigo el horario ingles.
A las 12 me tomo un sandwichin y a las 6 de la tarde, cuando llego a casa, tengo un hambre que no veo.

Juan Villamota dijo...

"Sin ton ni son" significa que en muchos sitios se hacen horas extras por sistema, no porque se esté cerca de una fecha tope. Lo de que no te las paguen es un agravio más.

Aunque bueno, es un tema del que me gustaría informarme más antes de hablar...

Respecto a lo de las cenas, si uno come a las 12 hacia las 7 tiene un hambre canina. Cenando a esa hora yo nunca me he ido a la cama con hambre...

Borja dijo...

Estoy de acuerdo, los horarios británicos son más razonables. A mí lo que me parece mejor es que a las seis o siete ya se haya finalizado la jornada y se tenga toda la noche libre para hacer lo que uno quiera. El reportaje de El País se centraba mucho en la gran cantidad de horas extra que se hacen en España y lo difícil que eso pone compaginar la vida laboral y la familiar. Creo que tenían razón. Eso sí, para mí cenar a las 7 también es demasiado pronto. Yo ahora lo hago a las 8

Be dijo...

Hombre, para hacer lo que se quiera, según se mire... A las 6 cierran las tiendas y en invierno desde las 4:30 es de noche.

Aunque salir a las 10 y media, como hago yo, es de locos.

Juan Villamota dijo...

Sí, eso de que la mayoría de las tiendas cierren a las cinco o las seis es una lata.. Aunque peor es el que la mayoría de las cafeterías cierren también a esa hora. Lo único que te queda es ir al pub.