domingo, octubre 01, 2006

Isletas

IsletaLas calles de las ciudades inglesas suelen ser bastante inhóspitas para los peatones. La foto, tomada en Londres, muestra una práctica que encuentro especialmente fastidiosa. Se trata de una isleta que divide en dos tramos un paso de peatones. Para pasar al otro lado, tienes que cruzar el primer tramo, caminar a lo largo de ella unos metros hasta el segundo paso de peatones, y cruzar el segundo tramo. Los dos semáforos nunca suelen estar en verde al mismo tiempo, así que te toca esperar por partida doble. Estas isletas se pueden encontrar no sólo en las calles más anchas, sino en otras más estrechas en las que no tendría que haber problema en tener un único paso de peatones. Esta sensación de tener que sortear vallas y semáforos para cruzar unos pocos metros hasta el otro lado es muy frustrante.

2 comentarios:

Nacho dijo...

Lo bueno de los pasos de cebra ingleses es que te dicen hacia qué lados tienes que mirar, no ya sólo con el look right o left, si no con la flecha en el suelo. Sin duda muchos turistas agradecen esa señalización.
Saludos.

Juan Villamota dijo...

Eso es porque los trazados de las calles son tan complicados que es imposible predecir por dónde te van a venir los coches.