viernes, febrero 17, 2006

Comida india para principiantes

Recuerdo la primera vez que fui a un restaurante indio. Había llegado a Inglaterra apenas hacía unos meses, y unos cuantos del trabajo organizaron una cena en un restaurante de Southall. Southall es un barrio del oeste de Londres donde hay una comunidad indostánica muy importante, y el establecimiento fue escogido por una mujer de origen indio, de modo que sin duda debía de tratarse de un lugar de categoría: una manera envidiable de introducirse en el mundo de la gastronomía india. Desgraciadamente, no me acuerdo muy bien de cómo fue ni el restaurante ni la comida. Lo que sí recuerdo vivamente es el absoluto desconcierto que sentí al enfrentarme a la carta y a la sucesión de platos desconocidos y de nombres incomprensibles que ésta contenía.

Con el tiempo y frecuentando estos restaurantes uno acaba familiarizándose con platos tan exóticos. Pero al principio uno se pregunta siquiera si logrará acordarse para la próxima vez del nombre de lo que se ha pedido. A lo largo de estos años he hablado con muchos españoles en Inglaterra, y algunos de ellos me contaban que no solían ir a indios precisamente por esa sensación de ignorancia, de no saber qué pedir. También a la gente que visita el Reino Unido desde España le suelo recomendar que vayan a comer a estos sitios, pero a la mayoría les intimida entrar en un lugar donde no se tiene ni idea de lo que te van a servir.

La mejor manera de ir a un cenar a un restaurante exótico es cuando se tiene a alguien que conoce el tipo de comida y te puede aconsejar. Desgraciadamente, no siempre se dispone de quien que te pueda dar ideas sobre qué tomar, y el caso de los restaurantes indios es especialmente complicado porque en el menú suelen ofrecer infinidad de platos distintos. En esta anotación daré unos consejos sobre qué pedir cuando se visita un indio. Los platos y acompañamientos que recomiendo son los que suele tomar la mayoría de la gente. Donde fueres, haz lo que vieres.

En primer lugar, algunos preliminares. Aunque para un español eso de "comida india" suena rabiosamente exótico, es algo muy corriente y extendido en el Reino Unido. Es más fácil encontrar restaurantes indios que italianos, y la penetración de la comida india en los hábitos ingleses es tal que no es infrecuente que los pubs más tradicionales en medio del campo ofrezcan en su menú un pollo tikka massala. Los establecimientos indios son, además, bastante baratos: por apenas £15 libras se puede cenar muy bien. Quizás por esto, no suelen ser sitios "refinados". Los fines de semana es muy habitual ir a cenar a un indio antes de salir de marcha, y cuando en un restaurante hay varias mesas con grupos de ingleses con ganas de juerga os aseguro que el ambiente no suele ser muy íntimo.

De todos modos, como se puede imaginar, los restaurantes indios que se pueden encontrar en el Reino Unido no son más que un pálido reflejo de la gastronomía del subcontinente. Por no ser no son ni indios: la mayoría de ellos están regentados por bangladesíes. Otra confusión es el término de "curry". En el Reino Unido suele utilizarse para referirse a la comida india en general, independientemente de si lleva esta especia o no.

Pero vayamos al grano. El neófito que visita por primera vez un restaurante indio se sorprenderá seguramente de la recargada decoración de motivos hindues del local y de la obsequiosa amabilidad de los camareros. Luego se le ofrecerá la carta y posiblemente desfallecerá ante el papelón de tener que elegir algo de entre esa lista interminable. Si tiene suerte la descripción de cada una de las especialidades será lo suficientemente evocadora como para que le seduzca alguna de ellas ("tender pieces of chicken marinated in our chef´s special sauce"), pero muchas veces no son más que simples relaciones de ingredientes escritas con faltas de ortografía ("chiken with tomato, coriandor, pepper and creem").

¿Qué me pido? Ante la duda, sugiero lo siguiente: de entrante, un popudum, cuya ortografía es variable según el capricho de cada restaurante en cuestión: papadum, papadom, pupadum, etc. Es una especie de oblea enorme parecida a un bocabit, que está hecha creo que de harina de lenteja. Se toman partíendolas en trozos y poniéndoles encima alguna de las salsas o compotas (chutneys) con las que siempre vienen acompañadas: de mango, lima, cebolla, pepino, coco... De entrante también son muy típicos los bhajis de cebolla, especies de pelotas de cebolla frita, las samosas, empanadas triangulares rellenas de carne o de verdura, o quizás kebabs: rollos de carne enrollada adobada con especias.

¿Y de plato principal? Si es la primera vez que vas a un indio, sugiero sin duda el plato más típico: el pollo tikka massala. Consiste en trozos de pollo cocinados al horno servidos en una salsa espesa que lleva nata y diversas especias. Para quien lo prefiera, lo suele haber también con cordero o gambas en vez de pollo. No es un plato picante, así que podéis pedirlo tranquilos. Otros platos típicos son el balti (que pica un poco pero no mucho), el korma (hecho con coco y de sabor suave y dulce), el jalfrezi (con tomates, cebolla y pimiento, y medianamente picante) y el madras (bastante picante). Como nota curiosa, estos platos se suelen servir en una cazuelita que el camarero coloca sobre unos artilugios que hay en medio de la mesa, que tienen una vela dentro que los mantiene calientes mientras se toman. Todos ellos suelen estar disponibles con pollo, cordero o gambas. En otro orden de cosas, otra especialidad que quizás os interese es el tandoori. Consiste en pollo o cordero marinado cocinado a la brasa en un horno especial. Al revés que los platos anteriores, no suelen llevar salsa, o mejor dicho, ésta suele servirse aparte.

Ninguno de los platos que describo arriba es insoportablemente picante (bueno, el madras quizás sí lo sea, aunque todo depende de vuestra tolerancia). Si buscáis emociones fuertes, sugiero el vindaloo, y si lo que tenéis es tendencias suicidas el phaal. Una vez tomé este último y cuando acabé de tomarlo me dolía la boca, literalmente.

Sea lo que sea lo que hayáis pedido de plato principal, lo típico suele ser tomarlo con arroz. Éste a veces está incluido en el plato, pero casi siempre hay que pedirlo aparte. En el menú veréis varios tipos: si no sabéis cuál escoger, os recomiendo el pilau. Es un arroz de tipo basmati cocinado con especias aromáticas: laurel, clavo, cardamón. No tiene un sabor fuerte, y es el acompañamiento perfecto para la salsa de vuestro curry. También podéis pedir pan si queréis. El más típico es el naan, que es un pan ácimo plano con forma de halcón milenario. Lo hay relleno de carne o de coco o sin nada; yo prefiero éste último. Es ideal para mojar en la salsa. Otros platos de acompañamiento que se suelen pedir son las bombay aloo o patatas bombay, que son patatas cocidas en una salsa muy especiada pero que no pica apenas nada.

Después del festín, os retirarán los platos y os traerán una canastita con toallitas enrolladas. Cuidado: ¡están calientes! Son para que os limpiéis las manos. Luego, si os queda sitio en el estómago, podéis pedir el postre. No lo recomiendo: generalmente suelen ser helados o sorbetes que compran ya hechos. Tampoco pidáis café: posiblemente será de filtro. No hace falta que pidáis nada. No os mirarán mal: en España es raro, pero en Inglaterra es bastante común cenar y no tomar nada de postre.

Queda pedir la dolorosa, hacer las cuentas a pachas, el trasiego de dinero y el cuánto dejamos de propina. ¿A que no ha sido tan terrible? Así que ya sabéis: ya no tenéis excusa. Este mismo viernes os vais a cenar a un indio. Ya veréis como le cogéis el gusto y, después de unos pocos años, os habréis convertido en auténticos adictos como yo.

Más información: Curry Nights (Parquestrit)

17 comentarios:

Nacho dijo...

Yo comí una vez en un indio allí en Inglaterra. Igual es uqe sólo he comido una vez, pero no me acabó de gustar. Cené algo de cordero, y aunque decía que no era muy picante aquello me dejó la lengua un poco deaquella manera. Lo peor, de todas formas, fueron las tripas, que me las destrozó.
La comida india puede o no puede gustar, como de momento me pasa a mí, pero desde luego es comida. Tienen múltiples recetas, cocinan con muchos ingredientes y demás, pero por lo que parece no está hecha a mi paladar español.
Igual vuelvo a intentarlo. Con estos consejos tuyos seguramente sea más fácil.
Saludos.

JaviC dijo...

Genial post.
Ojalá hubiera tenido una guía así cuando me enfrenté por primera vez a ese menú interminable ;-)
Enhorabuena por tu blog, creo que refleja muy bien la vida aquí en Inglaterra.
Un saludo.

Xesús Fraga dijo...

Una guía muy completa la que propones. Hace unos meses vi en un programa de Full on food que el tikka masala se había preparado por primera vez en 1906 en... Glasgow! Lo ponían como ejemplo de cómo se transforman o inventan recetas que poco tienen que ver con su cocina de origen.

marijelo dijo...

Villamota, que buen post!. Me queda una duda... que cerveza pedir?
Cobra o Kingfisher? ;)

Juan Villamota dijo...

Gracias por las alabanzas, Javic, Marijelo, Xesús... :).

Por lo visto tanto el tikka massala como el balti son platos que se originaron en el Reino Unido...

En realidad en esto de la gastronomía hay más mestizaje del que imaginamos. Platos que a simple vista son quintaesencialmente de un país si rascas un poco te das cuenta de que o bien son recientes o bien son importados. Ya sabía yo lo de la patata y el tomate, que son provenienets de América, pero el otro día me enteré de que también la mayor parte de las variedades de alubia que se toman en España provienten también de este continente.

Y Nacho, es extraño lo que dices de que te sentó mal la comida india... A mí me pasa una cosa curiosa, por muy picante que esté nunca me sienta mal al estómago, no como otros platos picantes (comida mexicana, por ejemplo) que sí que hacen estragos en mis tripas. Te recomiendo que le des otra oportunidad, y si eso no te pidas cordero que suele ser más indigesto, yo siempre pido pollo.

marijelo dijo...

Tambien hay un plato que esta bueno: Biriani. Puede ser de verdura, pollo o gambas. Ese viene con arroz y salsa incluidos, un plato unico. Recomendable para los que no quieren muchos experimentos, es de los mas suaves, no pica.

borja dijo...

Genial entrada, Villamota. A mí me gusta bastante la comida india, aunque el Curry lo tomo en cantidades moderadas porque me repite mucho. Pero lo bueno es la variedad, porque si no te gusta el curry puedes tomar cualquier otra cosa. Buenas variedades son la comida de bangladesh y de Paquistán, parecidas pero con toques especiales, sobre todo la primera que es más ligera. Yo tengo la suerte de que Leicester es la principal comunidad india de Inglaterra y los restaurantes indios son buenísimos y por lo general baratos.

Por cierto que sí es verdad, el Tikka Masala y el Balti son platos que los inmigrantes indios adaptaron para el paladar de los británicos!

Nacho dijo...

Les daré otra oportunidad, creo que se lo merece. Seguiré tus consejos. De todas formas en Madrid imagino que será más difícil encontrar un restaurante indio bueno, o ¿alguien conoce alguno?
Sobre lo de mis tripas sólo decir que son bastante delicadas por problemas que no vienen al caso.
Saludos.

Davor dijo...

Ji ji ji

Se me ocurre que voy a ser maligno y cuando vengan mis colegas a verme a Bristol les voy a decir:

'Lo suyo es que para empezar pilleis Vindaloo si sois unos maricones, o Phaal si sois unos hombres'

Me los conozco bien, se picaran, y nunca mejor dicho!! :-)

Por cierto, yo le he dado varias oportunidades a la comida india... pero no me acaba de gustar tanto, no se. De todas maneras seguire tus consejos.

Un saludo, y enhorabuena por el post y por el blog.

Di dijo...

Ole, ole y ole! Este post es buenisimo!
solo te ha faltado avisar de que las chocolatinas que traen con la cuenta son de chocolate con menta...y de las propiedades 'bajativas' del curry!!!!!;)

Noraguena por el post!

miguev dijo...

Muy buen artículo, muchas gracias. Me lo llevaré en la PDA o impreso cuando viaje por Inglaterra este verano, ¡me has resuelto buena parte del problema de comer allí! :-)

la bamba dijo...

Buenísimo el post...Enhorabuena!

Lo has clavado! El resto ya lo han dicho en posts previos.

la bamba dijo...

Hala,se me ha repetido el post, perdonad!...me olvidé de comentar que yo tengo la suerte de haberme introducido el Curry rodeada de gente inglesa que me ofreció consejo...no es lo mismo que enfrentarte al menú sin tener ni idea ni nadie que te ayude.

Prestoniana dijo...

Hola, acabo de descubrir tu blog :)

Me ha gustado mucho este post, yo también me voy familiarizando ya con este tipo de comida. Mi ventaja: Mi compañera de piso es paquistaní y me explica, me da a probar... el arroz pilau con verduras y salsa de yogur... está de muerte.

Con respecto al tikka massala, resulta que no es realmente indio, se dice que es "cosecha" inglesa, por eso de que no sportan el picante. Lo realmente indio es el pollo, pescado, lo que sea, tikka. Que no es salsa, es como un adobado.

Saludos,

Anónimo dijo...

Desde luego, y gracias a dios, no todos los españoles somos unos pacatos. Yo estuve viviendo 2 años en londres y comì en todo chino, indio, filipino, etc que encontré por delante. No me arredré ante cartas incomprensibles ni ante sabores extraños ni picantes. Me encanta esa comida y me parece de paletos no ir a un restaurante y no conocer otras culturas porque tenemos miedo a un menú rarito o porque nos gusta el cocido de mamá.

Para eso salimos de España, coño! Para probar cosas nuevas. Estoy harta de los cobardicas que sólo comen tortilla española y chanquetes, menú "Los Serrano".

País...

Anónimo dijo...

Lo que llamas confusión es el uso correcto del termino curry.
"kari" en indio significa guiso, por lo tanto todo plato guisado con especias, pique o no, es un curry.
La mezcla cutre de especias que tenemos en occidente al que llamamos curry, es un intento de los ingleses por reproducir los sabores de los platos indios en Inglaterra, una vez abandonaron India tras su colonizacion.
Por lo tanto no existe una especie ni mezcla de estas que se llame curry en la cocina india.
La única mezcla de especias en la cina india es el garam masala, de entre 7 y 12 tipos de diferentes especias, no más.
No es tan complicado y los españoles nos hacemos un lío con el curry enorme, contando que vosotros los castellanos no utilizais especias,(sólo la pimienta) os parececen raras, cuando en Andalucía raro es el plato que no lleve alguna.

Leona dijo...

Muy buena redacción de tus encuentros en primera fase con la cocina india. Pude aficionarme a ella durante los años que viví en Inglaterra. Cuando el saborcillo del cardamomo y las hierbitas se te meten en el alma es inolvidable.
Un restaurante indio al estilo de los que están en los barrios periféricos de Londres son todo un espectáculo desde que entras hasta los inexistentes postres.
La actitud de los camareros tan lejana a la soberbia de los ingleses, los gestos con que mueven la cabeza con pequeños balanceos y ese acento inglés rotundo y tan comprensible para nosotros...Antes ya te ha envuelto el olor a guindilla.
Es impotate estar abierto a que la vida te sorpenda, y si es en forma de comida mucho mejor...
Enhorabuena por tu artículo me ha trasladado por momentos al Restaurante Taj de Surbiton, Surrey.