sábado, enero 07, 2006

22 kilos

He terminado de llenar la maleta hace un rato, y como siempre la he pesado en la báscula de baño para ver si llevo mucho sobrepeso. No creo que haya problemas. Nunca me han cobrado exceso de equipaje, aunque no recuerdo cuánto era la franquicia de Easyjet. Lo que sí es seguro es que le pondrán la etiqueta de "Heavy".

Dentro de unas horas me vuelvo a Bristol. Terminan dos semanas de intensas vacaciones en Madrid, yo diría que las mejor aprovechadas desde que vivo fuera de España. Cuando compré el billete, allá por agosto, volver el domingo salía bastante más caro que coger la vuelta para hoy. Hoy me alegro de haberlo hecho así: tengo el día de mañana entero para recuperar las fuerzas antes de la terrible vuelta a la realidad del lunes.

Durante dos semanas da tiempo a volver a acostumbrarte a la vida en España. Al cabo de ellas ya estoy acomodado a las rutinas de siempre, a las familiaridades de cuando vivía aquí. Durante los días siguientes a la vuelta siempre suelo sentir una sensación de extrañeza, hasta que las rutinas y familiaridades de mi vida en Inglaterra sustituyen a las de España. Es una curiosa sensación, esta de tener dos vidas. Tiene algo de esquizofrenia.

3 comentarios:

Borja dijo...

Que tengas buen viaje, a mí me toca el lunes. Las ventajas de la universidad. Tienes razón, a mí lo que más me cuesta es volver y que sean las siete de la tarde y ya sea hora de estar en casa descansando, cuando aquí a esa hora durante las vacaciones apenas me pongo en marcha. Pero más que esquizofrenia yo creo que esto demuestra que nos hacemos a todo y que las diferencias entre culturas son más artificiales que reales porque uno se acostumbra sin problemas

Nacho dijo...

Que suerte tienes, te libras de las obras de Madrid. Piensa en ello cuando sientas nostalgia del Foro.
Saludos.

Geekteca dijo...

Bon Voyage y disfruta del poco tiempo que te queda en los dominios de Gallardón. Tu echarás de menos las cosas de aquí, pero yo me acuerdo de mis chips de 'cheese&onion' que no hay manera de encontrar en Madrid tras el cierre del Mark&Spencer.

Un saludo.