jueves, abril 26, 2007

El regreso

Me vuelvo. Después de casi 7 años viviendo en el Reino Unido, por fin he encontrado trabajo en España. En una semana estaré viajando en ferry a través del Oceano Atlántico con destino a la patria. Volveré a establecerme en Madrid, mi ciudad natal.

Durante estas últimas semanas he estado enfrascado en mil y una tareas y preparativos. Los papeleos en sí son sorprendentemente sencillos (o al menos lo están siendo en su lado británico; veremos que pasa en España), pero empaquetarlo todo me ha llevado más de dos semanas en las que apenas he dispuesto de tiempo libre para disfrutar mis últimos momentos en el país. Ayer se llevaron las cajas al fin; de modo que sólo queda limpiar la casa, preparar los bultos que llevar en el coche y arreglar un par de cosillas con el banco.

La decisión fue mucho más difícil de lo que esperaba. Hacía ya años que pensaba en volverme tan pronto como encontrara trabajo, que de lo mío (diseño electrónico) es bastante escaso en España, pero cuando de pronto me topé con la oportunidad, la perspectiva de volver a mi país perdió todo el atractivo y me vi incapaz de volver a reproducir los estados de anhelo y de morriña que tan a menudo solían asaltarme antes. Es muy complicado tomar decisiones cuando éstas suponen un cambio tan radical. Cuando no es posible predecir ni imaginar los derroteros por los que se irá tu vida, es difícil evaluar dos opciones, una frente a otra: lo conocido frente a lo desconocido.

También me di cuenta de que, realmente, me había hecho más inglés de lo que nunca quise admitir. Es en Inglaterra donde he vivido por mi cuenta por primera vez, de modo que la filosofía inglesa de cómo conducirse por la vida me ha influido mucho durante estos años. Muchas formas de pensar y conductas han pasado a formar parte de mi identidad. Tengo curiosidad por ver cómo de difícil será el proceso de readaptación. Procuraré no quejarme demasiado: por muy trascendental que este cambio suponga para mí, no es nada extraordinario a escala humana global: millones de personas se ven obligadas a desplazarse del lugar donde viven por motivos económicos o de simple supervivencia frente a la guerra o los desastres. Ellos sí que sufren una experiencia traumática.

En cualquiera de los casos, pasados los sofocos de las primeras semanas posteriores a mi decisión, contemplo la nueva etapa de mi vida con esperanza, optimismo y gran curiosidad. Extrañaré mucho al puñado de muy buenos amigos que he ido haciendo durante estos años en Inglaterra, a quienes confío en poder seguir viendo con regularidad. También echaré de menos muchas cosas del propio país (espero escribir una entrada más detallada sobre esto) y de Bristol en particular, ciudad a la que le he cobrado un cariño especial durante estos últimos años. Pese a todo esto, este tipo de cambios que nos evitan estancarnos suelen ser buenos en sí mismos. Y al margen de todas las nuevas experiencias que me esperan en Madrid, allí me encontraré cerca de los míos.

¿Y qué pasa con Parquestrit? No tengo pensado dejar de publicarlo, aunque como es lógico el blog cambiará de orientación. Dejará de ser el "diario de un madrileño en Bristol", y no podré hablar tan a menudo o con tanta autoridad de los aspectos cotidianos de la vida en Inglaterra (aunque tengo en el tintero cientos de batallitas que contar aún). Tengo pensado centrarme más en los aspectos más generales de la cultura británica, como contar algunos de sus episodios históricos menos conocidos en España, o comentar sobre la socidad y la política de este país. Otra de las ideas que me rondan desde hace tiempo es hablar más del idioma inglés.

Afortunadamente, gracias a Internet es sencillo mantenerse al tanto del día a día de otro país, como llevo haciendo estos años con España. El Reino Unido tiene una mayor presencia en la Red, así que espero que gracias a podcasts, periódicos digitales, Uknova y, por supuesto, a los amigos y colegas blogueros que se quedan en el país, no perderé el contacto este admirable país, que procuraré visitar a menudo.

Termino esta sentimental entrada dándoos gracias a vosotros, a quienes me leéis. Muchas gracias por concederme ese honor, y espero que sigáis pasandoos por aquí.

19 comentarios:

Di dijo...

Hala!!!!!!!
Tengo la carne de gallina y los ojos llorosillos...
Os voy a echar máaaaaas de meeeeenos!
Buaaaaaaaaa.......

María dijo...

Que penita mas grande... menos mal que esto os tira mucho y volvereis de vez en cuando...

picassina dijo...

Suerte por los madriles! :)

miguev dijo...

Mucha suerte en Madrid, espero que no eches mucho de menos las condiciones laborales de Inglaterra y te animo a que escribas sobre la cultura inglesa (o española también) desde el singular e irrepetible punto de vista de la readaptación.

El Ratón Caramelón dijo...

Suerte en esta nueva etapa, y seguiré leyendote.

Un abrazo.

JaviC dijo...

Mucha suerte, Juan!
supongo que todos algún dia tendremos que tomar esa decisión. Yo me quedare un poquito más aquí, no se cuanto, pero desde luego no para siempre...

borja dijo...

Mucha suerte en esta nueva etapa. Espero que esto no sea el fin de parquestrit. Supongo que todos los expatriados siempre tenemos esa posibilidad de volver ahí en el fondo de nuestros pensamientos. Que te sea leve con la vida laboral, social e inmobiliaria madrileña. Te envidio un poquito, pero no sé si mucho, la verdad. Yo también me he dado cuenta de que me estoy volviendo más inglés de lo que creía

Javier dijo...

Suerte con el nuevo capitulo de tu vida y no dejes de escribir tu blog, que se lee muy bien!

Rebeca dijo...

MUCHA SUERTE Juan! Y enhorabuena por tu nuevo trabajo!

Yo tambien me estoy volviendo britanica y la verdad, me gusta. En el fondo pienso como Borja y no se si tengo envidia, la verdad. Buena suerte con la falta de modales y de respeto por la intimidad que vas a encontrar de nuevo en España.

Y como los demas sugieren, no dejes de escribir. Que algunos colegas blogueros te seguiremos desde aqui ;-)

All the best,
Rebe

Paulita dijo...

Muchas gracias a ti, por ensenyarme otras cosas de Bristol que no conocia. Muchas gracias por culturizarnos un poco sobre estos ingleses locos y ayudarnos a quererlos un poquito mas.

Yo ni siquiera pienso en la vuelta... queda muy lejano todavia.

Pero te deseo la mayor de las suertes con esa Espanya que seguro ahora te quedara muy extranya.

Besitoss

Jorge dijo...

Bueno bueno como dice Di y Maria que penita... mucha suerte en los madriles, no dejes nunca Parquestrit que tu siempre tienes algo interesante de lo que hablar sea del Reino Unido, España o Gibraltar.

See you soon!
Jorge

Chocoadicta dijo...

Espero que todos estos sean cambios superpositivos y todo te vaya estupendamente.
Reconozco que el post me llega al alma, llevo unos cinco años aquí y casi me ha parecido leer mi futuro en cada letra...
Suerte con tu nueva vida :)

J Villamota dijo...

Estoy terminando de meter las cosas en el coche. Salimos en media hora para Plymouth.

¡Muchas gracias por vuestros mensajes de ánimo!

J.

Xesús Fraga dijo...

Ahora deberías de estar ya por el Cantábrico... Ha sido un verdadero placer leer Parquestrit estos últimos años, así que espero que continúe, sea para explicarnos la diferencia entre una bitter y una ale o cómo se tira una buena caña en la Cruz Blanca. Muchos ánimos y suerte en esta nueva etapa; ahora llevas contigo lo mejor de dos países y hoy en día no deja de ser una buena forma de ver el mundo. Abrazos,
(Por cierto, mientras escribía el comentario escuchaba el disco de Calamaro "El regreso". Coincidencia?)

Be dijo...

¡Bienvenido de vuelta! (Casi llegas a tiempo de ver Malasaña hecha una mierda). Mucha suerte ;)

Andrea dijo...

me acabo de enterar por tus fotos en flickr!!

Mucha suerte en todo!

Elsinora dijo...

Que te vaya bonito en Madrid. Algo de choque notarás porque se nota incluso tras pocos meses viviendo en UK, pero seguro que te adaptas bien.Yo vivo en Londres y volveré a Madrid en septiembre, despues de dos años. Tambien me costara un poco al principio.
Por cierto una vez allí los dos podemos hacer quedadas nostálgicas.
Me alegro de que vayas a seguir con el blog. Nos leemos.

Nacho dijo...

Desde luego mira que tienes cara, vuelves ahora a Madrid que han acabado las obras de la M-30. Aunque no des botes de alegría por ello, seguro que en un par de meses vuelve a estar todo levantado.
Saludos.

Sirventés dijo...

Qué?

desaparezco unos dias de Internet por la inutilidad de la bendita ISP y me encuentro con una fuga! Pues si que estamos bien. Y ahora con quien me río yo?

Bueno, pues nada, que sea para bien. Ya contarás cómo va tu readaptación, y sobretodo el síndrome de "es que yo ya no pertenezco a ningún lugar" o dicho en pijo, "restless". Cuando estás aquí te quieres volver. Cuando estás en casa te sabe a poco...