viernes, agosto 10, 2007

Palabras infiltradas

Desde hace ya varios días tenía yo pendiente la publicación de la típica entrada "cerrado por vacaciones" para este blog, pese a la ignominia que supone que un blog que trata sobre la cultura británica se apunte a la costumbre eminentemente española de paralizar las actividades en agosto. Sin embargo el letargo estival me ha impedido sentarme a escribir hasta hoy, de modo que como castigo me voy a forzar a publicar una última entrada antes de echar el cierre (temporal, claro).

Voy a aprovechar, además, con hacer algo que tenía en mente desde hacía semanas: inaugurar una "subsección" de este blog en la que quiero hablar de temas diversos relacionados con el idioma inglés. Ya he tocado asuntos de este estilo anteriormente, pero espero a partir de ahora dedicarles atención con más regularidad y un enfoque más concreto. Desde luego, yo no soy ningún filólogo ni experto de modo que es muy probable que meta la pata en bastantes ocasiones; tenéis los comentarios a vuestra disposición para poder disfrutar del placer de corregirme o simplemente llevarme la contraria.

Una forma tan buena como cualquier otra de comenzar es con el siguiente tema: las palabras inglesas de origen español. Siempre he pensado que, teniendo en cuenta la importancia demográfica y cultural del castellano en el mundo, el número de préstamos que se encuentran en el inglés es sorprendentemente pequeño, comparado desde luego con el caudal de vocablos provenientes de otras fuentes como el latín, las lenguas germánicas o el francés.

Muchas palabras, desde luego, fueron adoptadas hace siglos, de modo que en la actualidad han evolucionado de forma que su origen hispano es menos evidente (como cockroach, savvy). Otras se difundieron no sólo al inglés sino a muchas otras lenguas, de modo que han adoptado un aura internacional que camufla su origen español (como guitar). Las palabras que me llaman más la atención y de las que quiero hablar, sin embargo, son aquellas en las que su pedigrí hispánico salta a la vista tanto como un español de turismo en Londres con su barbour y sus zapatos naúticos. A esto ayuda el gran desparpajo del idioma inglés, que adopta sin pensárselo dos veces palabras de otros idiomas sin tocar ni una letra, adaptando, eso sí, su pronunciación a la fonología inglesa, a veces hasta extremos que hacen daño al oído.

El repertorio de palabras españolas que el inglés ha tomado prestadas da mucho que pensar. Mientras que los últimos préstamos del francés suelen ser términos de aire refinado y culto, como connoiseur, repertoire o faux pas, cuando el inglés ha querido recurrir al castellano ha sido para coger prestados guerilla, embargo, armada, (military) junta, renegade, desperado, o vigilante. Y las palabras que no son de tufo militarista son de aire folclórico o panderetero como fiesta, machismo o siesta. Sólo contados vocablos tienen aire respetable, como aficionado (¡que en el diccionario aparece marcado como "formal"!), y unas cuantas son simplemente anodinas de significado o uso, como "peccadillo" o "pronto". Ha de resaltarse que muchas de estas palabras se usan con un sentido más concreto o incluso distinto al del español original. Aficionado, por ejemplo, se usa para referirse a un experto en una disciplina de tipo artístico ("a jazz aficionado"); vigilante (pronunciado "viyilanti") se usa para hablar de los ciudadanos que, por su propia cuenta y al margen de las autoridades, asumen labores de persecución del crimen, muchas veces de forma ilegal o brutal.

Esta asociación del español con lo cutre, desgraciadamente, no se limita a las palabras sino a los las expresiones. Una muy divertida que he descubierto hace poco es "el cheapo", que viene a significar "barato y de mala calidad". Esta expresión es también un ejemplo de que los angloparlantes (sospecho que principalmente estadounidenses) también juegan a inventarse expresiones humorísticas cogiendo una palabra nativa ("cheap") y retorciéndola para que suene a extranjera (algo en lo que los españoles somos expertos, con nuestros "top manta" y nuestros "puenting").

La influencia del castellano en EE UU no parece que vaya a disminuir, de modo que es previsible que nuestro idioma siga infiltrándose en el léxico de los estadounidenses, y de ahí dé el salto al Reino Unido, donde esta influencia es menor. Tengo gran curiosidad por ver por dónde van a ir los tiros.

Y ahora ya sí. Parquestrit se tomará un descansito de unas semanas. Espero veros de vuelta en septiembre.

7 comentarios:

Elsinora dijo...

Hola, Juan. Me parece genial esto de la subsección palabras españolas del inglés. Un par de sugerencias: patio (que llegaría vía Mexico, imagino, luego USA, luego UK) y una muy curiosa, "copita" (pronunciada "cópita") es el término que usan para referirse a la copa pequeña en la que se toma el sherry/jerez. De esto me enteré el otro día viendo el Cifras y letras local (pero nadie mencionó que fuera español y que fuera lógico por el origen del vino).
Respecto a "aficionado" creo que vino por los toros y que antes de llegar al ámbito anglosajón se había instalado en Francia.
Y otra más, "vista" (marcando mucho la v).

Elsinora dijo...

Se me olvidaba: felices vacaciones.

JaviC dijo...

Una que se ve a menudo ultimamente, ahora que hace buen tiempo es "al fresco", para referirse a las terrazas de os restaurantes. Curioso, porque en España no he visto nunca utilizarla en ese sentido!

Di dijo...

Y también Tapas, caballero, "Don", conquistador, torero, manchego, movida...de verdad crees que en el extranjero lo español se asocia a cosas cutres o es parte de nuestro complejo de inferioridad ibérico?

Rebeca dijo...

¡Super interesante! Espero que hayas disfrutado de tus vacaciones.

Un saludo,
Rebeca

Joe dijo...

Soy ingles y cuando empece de aprender el castellano lo había notado eso de las palabras infiltradas. Tengo amigos no hispanoparlantes que usan casi cotidianamente las palabras "hola", "fiesta", "siesta", "si", y "hombre". He leído unas veces "políticos" en lugar de "politicians", y no era para referirse a políticos hispanicos! He escuchado desde un amigo mio Armenio-Estadounidense que allí al sur de California hablan Armenio en casa y entre amigos y español con los demás - ingles queda solo para la escuela y a veces en el trabajo.

estefani maritza dijo...

hola como estan espero q bien yo desearia q proporcionaran mas informacion pàra los estudiantes.

bueno no tengo mas q decirles espero y hagan caso de mis palabras.