miércoles, agosto 01, 2007

Mitchell y Webb

Llevo ya varias semanas enganchado a Mitchell y Webb, dos humoristas británicos realmente buenos que están empezando a hacerse famosos en el Reino Unido. Su salto a la notoriedad lo daron con la telecomedia de culto Peep Show, que aún no he tenido oportunidad de ver. Recientemente el gran público ha podido verlos en una campaña publicitaria de Apple que fue bastante difundida en el Reino Unido durante el último año.

Yo, sin embargo, los conozco del programa de BBC Radio 4 "That Mitchell and Webb Sound". Se trata de un show de media hora de duración, del cual ya han emitido desde 2003 tres temporadas de seis episodios cada una, la última de ellas entre mayo y junio de este mismo año. En este programa, se suceden situaciones cómicas de unos pocos minutos de duración en las que Mitchell y Webb interpretan distintos personajes, algunos de ellos fijos. Utilizan mucho la parodia, sobre todo de programas de televisión; el darle la vuelta a situaciones y personajes famosos (como He-Man que va al doctor quejándose de que de tanto levantar su espada tiene dolores de espalda); y sobre todo recurren magistralmente al absurdo (un hombre que se encuentra una bebé foca mágica que da consejos de cómo escribir mensajes de móvil).

Sé que a la gente le encanta elogiar a sus humoristas favoritos diciendo que hacen "humor inteligente" (lo cual sirve también para alardear de serlo), pero en este caso tengo que asegurar que esta calificación está plenamente justificada. Muchos de sus sketches (que no escriben en solitario, sino ayudados por un grupo de guionistas) son realmente ingeniosos (como el del político que responde a una entrevista utilizando integramente frases hechas, o el de una víctima de robo de identidad que protesta a su banco que el dinero se lo han quitado a ellos, no a él). Gran parte del efecto cómico se debe también su asombrosa elocuencia: son capaces de soltar unas parrafadas sin aparente esfuerzo que muchas veces te dejan sin aliento, aunque la desventaja es que para alguien que no domina muy bien el inglés es difícil no perderse. El humor de Mitchell y Webb, además, logra tratar temas bastante peliagudos sin llegar a ofender.

Estos últimos días estoy viendo la versión televisiva de este show radiofónico: "That Mitchell and Webb Look", realizada para BBC2 el año pasado, y en la que se recuperan muchos de los sketches del programa de radio. No es tan bueno como este último: lo que ganan en medios lo pierden en frescura, pero aun así es realmente divertido. Afortunadamente, muchas de las situaciones cómicas se pueden encontrar en Youtube (enlace), así que si sabéis inglés podréis juzgarlos por vosotros mismos. Recomiendo éste (de un falsificador de billetes algo inútil), éste (parodia de los programas en los que la gente busca vivienda como Location, location, location), éste otro (el drogradicto a quien su familia regala heroína por Navidad), o éste (de un oficial de las SS al que la insignia de una calavera que lleva en el uniforme le hace sospechar que los nazis son los malos). Mi favorito de los que he encontrado lo pongo aquí abajo: la pareja de amigos que dudan si invitar a Fred, Daphne y Wilma a su fiesta, ya que si lo hacen posiblemente traerán consigo a Shaggy y a su nervioso perro.



Más información:
Masters of Comedy (reseña del Observer), Peep Show's Mitchell & Webb (Independent)
, Look Out Little Britain (Telegraph),
, Sitio web de la BBC de That Mitchell and Webb Look , y por supuesto, That Mitchell and Webb Sound y That Mitchell and Webb Look (Wikipedia)

2 comentarios:

Sirventes dijo...

"Empezando a ser famosos"? Pero si peep show es una de las comedias más establecidas de la TV británica.

Y hasta han hecho una película, que estaba en los cines hace unas semanas, y con gran éxito de crítica.

Por todo lo demás, coincido plenamente contigo.

J Villamota dijo...

Me refiero a que aún les queda para llegar al nivel de popularidad de otros comediantes de primera fila como los de Little Britain, Ricky Gervais o Sacha Baron Cohen, por ejemplo. Peep show lleva ya varias temporadas pero tiene una audiencia televisiva bastante moderada; yo desde luego cuando vivía en Bristol no oía mucho hablar de ese programa a la gente a mi alrededor.