miércoles, diciembre 12, 2007

Tiendas de regalo

Ahora que se acercan las Navidades con sus temibles exigencias en lo que a compra de regalos se refiere, estoy echando de menos bastante las tiendas de regalos inglesas. Son lugares ideales para encontrar el típico detallito simpático no muy caro.

En Bristol había al menos una docena de estos sitios en distintas zonas del centro. Los artículos que venden suelen ser baratos, de menos de unas 10 libras. Suelen ser de carácter humorístico, rayando casi siempre en lo kitsch. Muchos de ellos son realmente ingeniosos. Algunos ejemplos que me vienen a la cabeza son:
Desgraciadamente, en Madrid no he encontrado apenas tiendas que vendan este tipo de cosas, y las dos o tres que he visto, además, no tienen una selección tan amplia.

3 comentarios:

El Ratón Caramelón dijo...

La monja me parece un gran regalo...

Cayetana Altovoltaje dijo...

Pues en una ciudad tan pequeña como Oviedo, conozco al menos tres tiendas de chorradicas de esas (me encantan). De todos modos, siempre nos quedará internet...

Di dijo...

La monja andarina, aka "Nunzilla" es el mejor regalo que le he hecho nunca a mi padre. Le encantó. Se la enseñó a todos sus amigos y juega con ella de vez en cuando.